eCommerce en las redes sociales

Las redes sociales forman parte del día a día de todos como lugar de comunicación y expresión pública. Por ello se ha encontrado la oportunidad de combinarlas con las compras online y aprovechar sus funciones, beneficiándose así del gran alcance del eCommerce en las redes sociales y aprovechando la comunicación entre usuarios para expresar sus opiniones sobre los productos.

¿Qué se consigue con ello?

Gracias al social shopping se logra el tradicional “boca-oreja”, pero de manera digital, a través de internet, de modo que cuando un usuario hace una compra tiene la posibilidad de publicarlo para que todos sus contactos lo vean.

“Un consumidor online que ya no va a la caza del producto, sino que es éste el que viene a él a través de disciplinas como el Inbound Marketing. Dicho cambio tiene importantes implicaciones para la práctica del comercio electrónico pues alivia la sobrecarga informativa que sufre cualquier comprador online” (Toni Seijo, IPSOS). Además, gracias a toda información que el cliente proporciona, las empresas pueden darse a conocer y publicitarse de manera segmentada, centrándose en su target, ahorrando costes y mejorando resultados.

El uso principal de las redes sociales se da a través de smartphones, lo que da la oportunidad a las empresas de llegar a sus clientes en nuevos momentos que antes no destinaban a las compras, como mientras esperan al bus, a recibir la cena o camino al trabajo.

Apps destinadas al social shopping

De este modo nacen nuevas aplicaciones centradas en social shopping como like2buy o Soldsie, que permiten a los usuarios comprar los productos que aparecen en las fotos de Instagram. Aunque en España estas aplicaciones no son muy conocidas existen otras con más éxito como 21buttons, que se centra en la venta de moda y complementos. En esta aplicación los usuarios, denominados “buttoners”, pueden publicar fotos de sus “looks” y etiquetar los productos que aparecen en ellas para que sus seguidores los vean y con un solo clic puedan comprarlos. Con estas aplicaciones aumenta la importancia de los influencers, las empresas acuden a ellos para que publiquen fotos con sus productos y lograr así llegar a todos sus seguidores. Además, se puede medir con facilidad su efecto directo sobre las ventas.

Instagram no se ha quedado atrás con esta tendencia y en 2016 introdujo como prueba en Estados Unidos la opción de “etiquetar” en las fotos los productos que aparecen en ellas. Puede que dentro de poco se establezca en más países acentuando así la tendencia al social shopping.

Ha nacido una nueva forma de llevar a cabo un eCommerce en la que las empresas se acercan a sus clientes de un modo más disimulado, menos agresivo, introduciéndose en su entorno y logrando tener una relación más cercana, creando una comunidad. Todo esto se traduce en un incremento de la notoriedad, las ventas.

eCommerce en las redes sociales - Infografia Planimedia

eCommerce en las redes sociales – Infografia Planimedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *