El comercio electrónico y su evolución en España

El comercio electrónico, también conocido como e-commerce (electronic commerce en inglés) consiste en la compraventa de productos o servicios a través de medios electrónicos tales como Internet y otras redes informáticas, utilizando normalmente como medio de pago las tarjetas de crédito o bien medios de pago virtuales como paypal.

El auge del comercio electrónico

Según el informe elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la cantidad de comercio llevada a cabo electrónicamente ha crecido de manera exponencial debido al auge de Internet y un aumento de la seguridad y la confianza sobre este tipo de transacciones. Según datos proporcionados por la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) el comercio electrónico en España ha superado los 7700 millones de euros en el tercer trimestre de 2017, un 26% más respecto al año anterior. Exactamente ha alcanzado un volumen de negocio de 7785 millones de euros.

Sectores relevantes y transacciones en España

No todos los sectores de actividad adquieren la misma relevancia: los sectores que han obtenido un mayor porcentaje de volumen de negocio del comercio electrónico han sido agencias de viajes y operadores turísticos con el 15,6%, seguidos del transporte aéreo con el 9,9% y las prendas de vestir, en tercer lugar, con el 5,1%. Si tomamos como referencia el número de transacciones, en el tercer trimestre de 2017 se registra un 29,6% de variación respecto al año anterior, obteniendo más de 126 millones de transacciones y siendo la actividad más representativa de este indicador el transporte terrestre con un porcentaje del 6,8%.

Segmentación geográfica del comercio electrónico

Por otro lado, existen diferencias en cuanto a la segmentación geográfica del comercio electrónico. Las webs de comercio electrónico en España acaparan el 55,1% mientras que el 44,9% restante corresponde con compras con origen en España realizadas a webs de comercio electrónico en el exterior en el tercer trimestre de 2017. Hay que tener en cuenta que los ingresos que obtiene España provienen de transacciones realizadas dentro de España y transacciones realizadas desde el exterior con España, ya que si nos ponemos a comparar el saldo neto exterior (la diferencia entre lo que se compra desde el extranjero a sitios webs españoles y lo que se compra desde España al extranjero) existe un déficit de 2182 millones de euros.

Por número de transacciones, el 42,3% de las compraventas se registran en webs españolas y el 57,7% en webs del extranjero. El volumen de negocio es bastante más amplio en cuanto a las transacciones realizadas en España y dirigidas hacia el extranjero (3498 millones de euros) respecto a las ventas realizadas en webs españolas realizadas desde el extranjero (1316 millones de euros), siendo en todo momento especialmente relevantes las actividades relacionadas con el sector turístico que son las que acaparan un mayor porcentaje en cuanto a volumen de negocio en ambos indicadores.

Como conclusión, podemos apreciar que el comercio electrónico es una buena opción para acceder en el mundo de los negocios ante el desarrollo de las nuevas tecnologías, está en pleno crecimiento en una sociedad que se adapta continuamente a los cambios del mercado y comienza a realizar en mayor medida sus adquisiciones a través de Internet, percibiendo las ofertas existentes a través de esta vía como productos y servicios totalmente competitivos.

El comercio electrónico y su evolución en España – Planimedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *