El eCommerce en vacaciones

Llega la época en la que todos se toman unas vacaciones. Para los que tienen un negocio online este asunto parece más complicado. ¿Qué hacer con el eCommerce en vacaciones? Establecer turnos entre empleados o socios puede ser la solución ideal pero ¿y si no tenemos a nadie que nos ayude con la tienda? En ese caso, con la debida organización, un descanso no tiene por qué afectar seriamente al negocio de eCommerce en vacaciones. En la actualidad es posible tener conexión a Internet en prácticamente todas partes, así que lo importante es planearlo todo y avisar a los clientes con tiempo suficiente. Si fuera inevitable causar algún retraso u otro tipo de inconveniente a un cliente, sería buena idea pensar por anticipado en algún tipo de compensación. Si lo hacemos bien puede incluso reforzar la fidelidad del cliente.

Antes de las vacaciones

Hay que dejar todos los asuntos cerrados antes de marchar para poder mantener en lo posible la actividad del eCommerce en vacaciones. Si existen pedidos solicitados pendientes es necesario dejarlos mandados antes porque, de lo contrario, se puede traducir en el descontento del cliente. También hay que fijarse en los servicios que se tienen contratados a proveedores para evitar caducidades de suscripción que puedan afectar a la tienda.

El mejor momento para el eCommerce en vacaciones

Como se ha mencionado antes, todos suelen marchar de vacaciones, incluso los clientes. Por lo que hay que fijarse en los días en que la carga de trabajo disminuye y así encajar las vacaciones en este periodo. Para ello hay que conocer el mercado donde nos movemos y detectar la temporada baja. Y lo más importante, avisar en la página web sobre el funcionamiento del eCommerce en vacaciones para que los clientes lo sepan, por medio de las redes sociales o el blog si se dispone de él.

Redes sociales

Internet y las redes sociales no descansan y van a seguir siendo fuente de tráfico al eCommerce en vacaciones. Lo importante es que durante el periodo de vacaciones no se deje de publicar en las redes sociales. Se puede adaptar el contenido, con un aviso del funcionamiento de la página durante el periodo estival o con publicaciones especiales jugando con las fechas. Si no se tiene la posibilidad de publicar durante las vacaciones es recomendable mirar alguna aplicación que permita programar mensajes.

Recordar que se está de vacaciones

Una vez que se tenga todo organizado y se degusten definitivamente las vacaciones, sería recomendable seguir un poco activo y observar de cerca lo que ocurre en la red. En este caso se puede utilizar el smartphone para poder seguir conectado las 24 horas del día. También es importante contestar a comentarios o preguntas de los clientes que puedan aparecer en esos días.

Aun así, hay que recordar que se está de vacaciones, por ello lo mejor que se puede hacer es poner un horario – un par de veces al día- para revisar las redes y estar pendiente de la tienda. Si se ocupa todo el espacio en trabajar, las vacaciones no habrán servido de nada y lo único que se habrá echo es mover el lugar de trabajo.

Imagen: Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *