El futuro de la inteligencia artificial | Andrés Macario

Andrés Macario. Se habla mucho de la transformación digital y de cómo profesiones que hoy son ocupadas por miles de personas en el futuro desaparecerán y darán paso a otras que ni siquiera se conocen, pero ¿estos nuevos empleos serán ejecutados por robots o por personas? Aunque esta pregunta pueda parecer sorprendente, cada vez son más las muestras de inteligencia artificial que rodean el día a día, buena prueba de ello son los gadgets que nos permiten estar conectados a nuestro hogar desde cualquier parte en esta nueva era digital.

Algunos ejemplos de robótica

La robótica ya se encuentra presente en muchas empresas a través de los chatbots, una herramienta informática con la que se puede mantener una conversación o pedir información -como es el caso de la ya famosa Siri- y que tiene la capacidad de aprender nuestros gustos y preferencias.  El caso más curioso de chatbot es el de Microsoft Tay, una herramienta de interacción en Twitter que resultó desafortunada.

Entre estos también se encuentra M, el asistente personal de Facebook Messenger que comprende las conversaciones que se mantienen y simplifica la actividad del usuario; o Allset, una aplicación que funciona en Nueva York que reserva mesa, menú y paga por adelantado en el restaurante que el usuario desee para hacer su experiencia más agradable.

Otro ejemplo es Knightscope K5, un robot de vigilancia utilizado en oficinas en Washington cuyos creadores afirman que dispondrá de sistemas de detección de armas e inteligencia artificial suficiente para tomar decisiones propias.

Cinco factores que influyen en la automatización

De acuerdo con el informe “Un futuro que funciona: automatización, empleo y productividad” de McKinsey Global Institute la automatización impulsará la productividad global y aumentará el PIB, pero para que esto ocurra hay que tener en cuenta variables que influirán en su adopción:

  1. Factor técnico: se necesita desarrollar gran cantidad de tecnología que permita transformar las actividades.
  2. Coste: La tecnología no es barata y se necesitan empresas que inviertan en la misma.
  3. Dinámicas del mercado laboral: hay que tener en cuenta la oferta, la demanda y el coste de la mano de obra como una alternativa a la automatización.
  4. Beneficios económicos: en contraposición al coste, la automatización permite obtener mayor producción con mejor calidad y ahorrar en mano de obra.
  5. Aceptación social: la tasa de adopción de la tecnología será mayor o menor según la reputación que adquiera, teniendo en cuenta los cambios en el empleo que producirá.

En función de estos cinco tips el ritmo al que avance la tecnología será mayor o menor.

¿Somos compatibles con la Inteligencia artificial?

Entonces, ¿llegará el día en que las personas no sean necesarias para ocupar puestos de trabajo? La automatización permitirá acelerar procesos y afectará sobre todo a puestos con tareas repetitivas lo cual podría conllevar cierta destrucción de empleo; aunque por otro lado se estima que en el ámbito tecnológico se crearán alrededor de 900.000 puestos de trabajo según la Unión Europea.

Pero no todas las actividades son susceptibles de automatización ya que hay cantidad de empleos cuyo valor diferencial es el factor humano. En la actualidad tan solo un 5% de profesiones podrían ser automatizadas en su totalidad según el informe mencionado anteriormente de McKinsey Global Institute, aunque casi todas podrían hacerlo parcialmente. Además, se calcula que la mitad de las actividades laborales actuales podrían estar automatizadas para el año 2055.

Esto significa que aún queda un gran camino por recorrer que dependerá de la disposición de las empresas para incluir inteligencia artificial en sus procesos de trabajo y de la actitud de la sociedad ante la misma; y que todavía, sin duda, el elemento diferencial para las empresas es la calidad del trato personal.

Inteligencia Artificial - infografía Andrés Macario en Planimedia

Inteligencia Artificial – infografía Andrés Macario en Planimedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *