El impactante nuevo Manifiesto Cluetrain: New Clues

Deja de penetrar nuestras vidas para extraer datos que no son asunto tuyo y que tus máquinas malinterpretan; ¿Quieres saber qué comprar? La empresa que fabrica el objeto de deseo es ahora la peor fuente de información sobre ello. La mejor fuente somos nosotros. Estas impactantes declaraciones corresponden al nuevo Manifiesto Cluetrain o New Clues. El documento denuncia, entre otras cosas, el peligro de que las marcas instrumentalicen a su favor el Big data digital sin ética y transparencia. ¿Tenemos ante nosotros una actualización reveladora y visionaria del marketing digital y del conocido Manifiesto?

nuevo Manifiesto Cluetrain

Han pasado 16 años desde que en 1999 se lanzara el Manifiesto Cluetrain, una obra visionaria donde anunciaba en 95 tesis los nuevos desafíos empresariales de la economía en Internet y lo que debería ser la Red. Dos de los autores de ese primer documento, Doc Searls y David Weinberger, han realizado recientemente una actualización y revisión al que han denominado New Clues. Conocido popularmente como “nuevo Manifiesto Cluetrain”, está formado por 121 tesis donde en lenguaje ácido y mordaz, señalan nuevas dificultades, retos y peligros que supone actualmente Internet.

Mientras que el primer Manifiesto Cluetrain ha constituido desde su creación una obra de referencia para profesionales de la comunicación y marketing digital, el nuevo Manifiesto Cluetrain  o New Clues ofrece polémicas observaciones y quejas de elementos importantes actualmente como las aplicaciones móviles, el contenido, la comunidad y la privacidad en Internet. En un epígrafe dedicado al Marketing y titulado El Marketing hace aún más difícil el diálogo, Doc Searls y David Weinberger lanzan las siguientes tesis, adelantamos que no te dejarán indiferente:

  • Teníamos razón la primera vez: Los Mercados son conversaciones.
  • Una conversación no es tu negocio tirándonos del brazo para engatusarnos con un producto del que no queremos oír hablar.
  • Si queremos escuchar la verdad sobre tus productos, la sacaremos de otras fuentes.
  • Entendemos que estas conversaciones tienen un valor increíble para ti. Lo sentimos. Son nuestras.
  • Eres bienvenido a unirte a nuestra conversación, pero solo si nos cuentas para quién trabajas y hablas con tu verdadera voz.
  • Cada vez que nos llamas “Consumidores” nos sentimos como vacas que miran al escuchar la palabra “carne”.
  • Deja de penetrar nuestras vidas para extraer datos que no son asunto tuyo y que tus máquinas malinterpretan.
  • No te preocupes: te diremos cuándo estamos en el mercado buscando algo. A nuestra manera. No a la tuya. Confía en nosotros: será bueno para ti.
  • Los anuncios que suenan humanos pero que vienen de los cólones irritables de tu departamento de marketing, ensucian el tejido de la red.
  • Cuando personalizar algo resulta espeluznante, es una indicación bastante buena de que no entiendes lo que significa ser una persona.
  • Lo personal es humano. Lo personalizado no.
  • Cuanto más suenan humanas las máquinas, más se deslizan en el asombroso valle donde todo es un repugnante espectáculo.
  • Por favor, deja de vestir los anuncios como si fuesen noticias con la esperanza de que pasaremos por alto el pequeño aviso legal de excepción de responsabilidad que cuelga de su ropa interior
  • Cuando pones “publicidad nativa” estás minando no solo la confianza que tenemos en ti, sino también la que depositamos en esta nueva forma de estar los unos con los otros.
  • ¿Por qué no llamar a la “publicidad nativa” por alguno de sus nombre reales: “product placement“, “publirreportaje” o “maldita falsa noticia”?.
  • Los anunciantes se las han arreglado sin resultar repugnantes por generaciones. Pueden también ingeniárselas para no serlo en la Red también.

Puedes echar un vistazo al documento completo del nuevo manifiesto traducido al español:

¿Qué te parecen estas tesis? ¿Crees que constituye un documento revelador y visionario o un grito desesperado?

 

 

Etiquetado en:, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *