El internet industrial: hacia los servicios inteligentes

Andres Macario

Andrés Macario @andresmacariog

El uso de Internet para las comunicaciones se considera una fase superada, con un 98% de empresas en España que cuentan con acceso a la red. El cambio al que nos enfrentamos en la actualidad es el de Internet como entorno de desarrollo económico y empresarial. Lo que se ha empezado a llamar, con carácter general, Internet Industrial.

La digitalización, o tecnología que se desarrolla ligada a Internet, tiene la capacidad de cambiar no sólo la forma en que las empresas se relacionan con los usuarios, sino los propios procesos y modelos de negocio. Dicho de otra forma: el tejido empresarial necesita redefinirse desde cero teniendo en cuenta las posibilidades que ofrece Internet.

El internet industrial - Andres Macario

El internet industrial – Andres Macario

La verdadera transformación digital se produce con la confluencia simultánea de tres tendencias. el desarrollo de sensores (cada vez más baratos, con menor consumo de energía y mayor captación de datos), el análisis de información (Big Data) y el Internet de las Cosas (conexión de máquinas y herramientas con inteligencia para tomar decisiones). Podría decirse que el verdadero cambio es que, desde múltiples sectores, profesionales de todas las disciplinas, hablan un mismo idioma, el digital, lo que hace posible un cambio realmente disruptivo en la industria sólo comparable a la irrupción del motor a vapor o la electricidad en los últimos dos siglos.

El objetivo es alcanzar sistemas productivos y servicios inteligentes, capaces de anticipar soluciones a necesidades predecibles. El informe sobre La Sociedad de la Información en España (SIE2015) de Fundación Telefónica, recientemente publicado, cifra la tendencia de Internet Industrial en una generación de riqueza de entre 10 y 14 billones de dólares entre 2015 y 2030 como aportación al PIB mundial, de los que entre 108 y 137 millones corresponderían a España.

El cambio es transversal a todos los sectores. En el informe se pone como ejemplo el ahorro de costes del 30% de ThyssenKrupp, con un descenso del 70% de los fallos de funcionamiento; o el servicio inteligente aplicado a la agrigultura, 365 FarmNet, que permite diagnóstico de cosechas desde el smartphone gracias a la alianza de empresas de entornos tan distintos como la maquinaria, finanzas, química y software.

El Internet Industrial, que yo llamaría Internet de la Economía por la amplitud de su influencia, posibilita un nuevo ecosistema que permite un desarrollo simultáneo de todas las funciones de la empresa basado en la innovación. Un desarrollo que no es más que la aplicación del análisis de datos casi ilimitados a cada uno de los procesos y decisiones de las organizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>