La actualidad: era de emprendedores | Andrés Macario #infografía

Andrés Macario. ¿Cuántas veces hemos soñado con tener nuestra propia empresa y no depender de nadie? Hace años parecía imposible, pero los avances tecnológicos, económicos y sociales logrados hoy en día, han brindado la oportunidad de que cualquiera de nosotros dispongamos de los medios necesarios para tomar la decisión de ser emprendedores y desempeñar con verdadera pasión nuestro trabajo.

¿Cómo son los emprendedores?

La creación de nuevos negocios y puestos de empleo, el aumento de la actividad económica y el impulso hacia la innovación, son algunos de los aspectos que hacen que consideremos que los emprendedores constituyen una pieza fundamental en la economía a nivel mundial. Sin embargo, a pesar de los estudios realizados a lo largo del tiempo sobre este tema, aún no se ha logrado alcanzar una explicación a cerca de por qué el espíritu emprendedor resulta tan atractivo en el mundo de los negocios, ni tampoco se han encontrado unos rasgos, características y comportamientos que unan, de algún modo, a los líderes emprendedores.

Según el programa World Entrepreneur of The Year & Young, el trabajar y mantener una estrecha relación con alguno de los emprendedores más importantes y prestigiosos del mundo, les ha brindado la oportunidad de observar y deducir que verdaderamente sí que existen comportamientos y características comunes en estas personas. A menudo calificamos a los emprendedores como personas creativas e innovadoras. No obstante, esto no es suficiente, ya que el verdadero triunfo de un proyecto empresarial va a depender de otros muchos factores: por un lado, los internos y externos de la empresa y por otro, cualidades como el liderazgo y la disciplina en los negocios.

¿El emprendedor nace o se hace?

El informe sobre el programa World Entrepreneur of The Year & Young, cuyos fundadores son Ernst & Young, se basa en los resultados obtenidos de una encuesta realizada a 685 de los emprendedores con más éxito en el ámbito de los negocios a nivel mundial. Conforme a la información obtenida se puede llegar a la conclusión de que, aunque los líderes emprendedores se hacen, en cierta medida también nacen, pues su primer proyecto empresarial lo llevan a cabo, en la mayoría de los casos, con menos de treinta años.

Aunque lo primero que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de «emprendedor» es una persona recién titulada, se trata de un estereotipo que está cambiando. El paso de los años nos ha enseñado que, además de experiencia obtenida durante los años de formación, la que se consigue en un puesto de trabajo es la fundamental para tener éxito en un futuro como emprendedor. Por esta razón, actualmente hablamos de emprendedores «cambiados», que son aquellos que tuvieron, antes de decidirse a emprender, un empleo tradicional. En sentido contrario, también es cierto, que alguno de los emprendedores más exitosos, no esperaron ni a terminar su formación profesional para tomar la decisión de abrirse camino por su cuenta.

Sin embargo, esa adquisición de experiencia laboral también otorga al empleado la capacidad de ascender en la empresa en la que trabaja y alejarlo pues, de la posibilidad de emprender por su cuenta. Esto significa que, cuando consigues un puesto de trabajo estable con un sueldo suficiente para mantener a tu familia, raramente estas dispuesto a asumir el riesgo de abandonarlo y apostar por algo que inicialmente no sabes si te va a salir bien. Es en esta lucha donde entrarían en juego y donde se deberían de demostrar las características que verdaderamente diferencian a los emprendedores de los empresarios: innovadores, oportunistas, audaces y sin miedo al cambio ni al riesgo.

¿Qué son los intraemprendedores y cómo retenerlos?

Es un concepto que está muy de moda en el ámbito empresarial y cuyo significado no tiene nada que ver con el de emprendedor. Se refiere a la persona o conjunto de personas que forman parte de la plantilla de una empresa y que tienen como misión generar y lanzar ideas, propuestas e iniciativas específicas para dicha organización.

Para estas empresas es muy importarse asegurarse de que ningún momento, los intraemprendedores que trabajan para ellas puedan tener el deseo de abandonar su puesto de trabajo para crear sus propios proyectos. No sólo significaría su perdida, pues en algunos casos podría llevarse consigo, además de su creatividad, capacidad de innovación e inquietudes, a aquellos trabajadores con los que ha cooperado en su equipo de trabajo.

Algunas estrategias que utilizan las empresas para evitar situaciones de este tipo son:

  • Escalas técnicas: son utilizadas por las compañías que se encargan de la contratación de científicos. Permite a los intraemprendedores de este rango desempeñar funciones administrativas, al mismo tiempo que ofrece a los técnicos la posibilidad de llevar a cabo la función en la que sean más brillantes.
  • Recompensas: son utilizadas para premiar a los intraemprendedores por sus logros empresariales, tales como un aumento de las ventas o innovación técnica. Pero también pueden consistir en invitar u otorgar a estos la posibilidad de acudir a foros técnicos o de investigación y desarrollo. A los intraemprendedores que reciben la recompensa se les denomina «científicos corporativos».

    La actualidad: era de emprendedores – Infografía – AM en Planimedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *