La revolución del Marketing Líquido

¿Recuerdas el “Be water, my friend” de Bruce Lee? Con esta frase, el especialista en artes marciales, actor y filósofo resumía la importancia de adaptarse, de ser moldeable para poder fluir. Una filosofía que le hizo llegar a lo más alto, y que ahora es una estrategia que puede también encumbrar a las marcas si apuestan por el Marketing Líquido. O lo que es lo mismo: creatividad más tecnología.

planimedia_mkliquido_978x458

El marketing líquido tiene como principal característica que el mensaje se dispersa sólo y se adapta a todos los canales y formatos, a todos los medios y soportes. Vídeos, texto, infografías, imágenes, … En TV, radio, medios impresos, el móvil, redes sociales… Resultado: las marcas logran un enorme alcance y efectividad. Las acciones que se realizan a través de esta estrategia se potencian entre sí logrando una gran viralidad y un fuerte vínculo con la audiencia y engagement. Es también puro entretenimiento, una genial herramienta para la persuasión.

Esta estrategia ha sido escogida por Coca-Cola, una de las marcas que mejor gestionan su branding, marketing y publicidad y que ha elaborado lo que denomina su “Estrategia Content 2020”, basada especialmente en el marketing líquido. No te pierdas el siguiente vídeo, una auténtica lección magistral que nos ofrece este gigante del marketing sobre la elaboración de contenidos excelentes:

¿Y cómo hacer que el contenido sea líquido? Para que tu contenido sea líquido debes conocer muy bien al consumidor, saber en qué canales se mueve y qué le motiva a compartir. También es fundamental que el mensaje sea fácil de compartir, contribuya al posicionamiento de marca y que sea envolvente.

Entramos aquí en el universo del Storytelling y el Transmedia. Se crea una historia, o una red de conexiones entre historias interconectadas por una historia original común, con un mensaje coherente y conjunto, donde cada pieza alimenta continuamente la conversación con tu audiencia. El marketing líquido se caracteriza también porque los contenidos se dispersan a tal velocidad que toman vida propia.

Como ves, el marketing líquido está muy relacionado con la narrativa transmedia. Es un proceso donde los elementos que integran una historia o un mensaje con un hilo conductor, se dispersan sistemáticamente a través de múltiples canales de distribución. El objetivo es crear una experiencia de entretenimiento unificada y coordinada donde cada medio hace su propia contribución. Es una estrategia que genera una enorme repercusión y conecta con las todas las generaciones. Y recuerda, no todo tu target tiene que ser consumidor de tu marca, pero sí un potente influencer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *