Las TIC y su papel en la sanidad del futuro| Andrés Macario #infografía

Andrés Macario. Gracias a los nuevos avances tecnológicos y a Internet, el sector salud ofrece cada vez más información, así como la posibilidad de acceder a ella mediante nuestros smartphones, dispositivos y apps. El empleo de estas fuentes ha permitido avanzar hacia la sanidad del futuro y gestionar nuestra salud a través del uso de las TIC.

Según el informe realizado por fundación Telefónica sobre «Las TIC en la sanidad del futuro», dentro de las sociedades avanzadas actuales son innumerables las actividades diarias que se realizan haciendo uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Desde la más compleja gestión financiera de una empresa, hasta el pago de una pequeña compra haciendo uso del teléfono móvil.

Si analizamos, por ejemplo, los servicios más utilizados en Internet, vemos que la información buscada está relacionada y abarca prácticamente todos los ámbitos sociales. Sin embargo, cabe destacar el aumento de la demanda de información relacionada con la sanidad. En el año 2007 la búsqueda en Internet de información sobre la salud ya se situaba en el noveno lugar del ranking de estos servicios con casi un 28% de los usuarios.

¿Por qué este cambio de tendencia?

El primer motivo y quizás el más lógico, es que la tendencia de la demanda de los ciudadanos en temas de salud es similar a la del resto de servicios ofrecidos a la sociedad a través de Internet. Por ejemplo, se está poniendo muy de moda buscar en Internet, antes de acudir al médico, información sobre la enfermedad o los determinados síntomas de malestar que padecemos. En este sentido el cliente-paciente está demandando que la sanidad se equipare a un servicio cualquiera dentro de una sociedad moderna reclamando, además, la misma atención que recibe como cliente en cualquier otro servicio y que pueda hacer uso de unas tecnologías similares para crear nuevos canales de relación con los agentes sanitarios. Algunas de estas tecnologías son:

  • El uso de teléfono o móvil para pedir una cita médica.
  • Acceso al historial médico a través de Internet.
  • Recordatorio de citas a través de un SMS.
  • Diversas aplicaciones de móvil relacionadas con la sanidad.

Ahora bien, existen otros motivos derivados de la influencia de determinados comportamientos y percepciones sociales sobre el modelo sanitario y su funcionamiento, que supondrán nuevos e importantes retos y desafíos futuros.

Las TIC como herramienta ante el nuevo enfoque de la sanidad

Anteriormente hemos citados algunos de los usos que ya se hacen en el ámbito sanitario de los servicios de Internet, pero las TIC van mucho más allá. Podrían suponer, si se usan adecuadamente, el instrumento perfecto sobre el que basar las reformas y restructuraciones que del sistema sanitario demanda la sociedad. Con la aplicación de las TIC el sistema sanitario ganaría, no solo en productividad y eficiencia en su gestión, sino que además proporcionaría una plataforma con la que conseguir un mayor acercamiento entre todos los ámbitos de actuación y agentes implicados (cliente/paciente, hogares, centros de salud, hospitales, emergencias, entre otros). Algunos de estos aspectos donde la aplicación de las TIC puede mejorar el funcionamiento del sistema sanitario pueden ser:

  • Mejora de las relaciones: Todos los agentes implicados en el sector salud se beneficiarían de una correcta aplicación de las TIC en cuanto a sus relaciones se refiere. Por ejemplo, se podrían realizar ciertas atenciones médicas y planificación de citas sin necesidad de desplazamientos por parte del profesional o del paciente. Incluso entre los propios profesionales del sector se podría intercambiar información y realizar consultas online.
  • Optimizar determinados procesos: La saturación en los procesos propios del sistema sanitario hace que frecuentemente existan largas listas de espera para la realización de una prueba clínica, para esperar los resultados de una analítica o para que nos manden una cita médica. Con el uso de las TIC como herramienta de apoyo a estos procesos, se podría conseguir una gran mejora en los mismos como ya se ha hecho en otros sectores, permitiendo una mayor coordinación y optimización de los recursos.
  • Apoyo a profesionales: Se conseguiría tener una mayor cantidad de información en una base de datos, que serviría a los profesionales para realizar consultas en tiempo real sobre historiales clínicos y tratamientos, contrastar diagnósticos y para beneficiarse de una formación continua prácticamente a la carta (en horarios y carga de trabajo) con el uso de e-learning.
  • Gestionar la información: En el sector salud se genera a diario una gran cantidad de información que consume una gran cantidad de recursos y espacio, con el agravante de que en su gran mayoría es confidencial y puede acarrear grandes perjuicios en caso de un mal uso, manejo o extravío. El uso de las TIC puede proporcionar una mejor gestión de esta información, optimizando los recursos, minimizando los errores y ofreciendo la posibilidad de acceder a ella de modo seguro desde cualquier lugar.

Las TIC en la sanidad actual

A pesar de este pequeño balance futurista sobre lo que aportarían las TIC al sector salud, lo que verdaderamente nos hemos de preguntar es: ¿Cuál es la situación actual en la que nos encontramos?

Según el informe «Las TIC en la sanidad del futuro» realizado por fundación Telefónica y mencionado anteriormente, en España los datos no son demasiado buenos, pero sí esperanzadores:

  • La aplicación de las TIC en el sistema sanitario está aún en fase de desarrollo y no es igual en todas las regiones. Estamos muy por debajo de Estados Unidos y a nivel europeo de Reino Unido, donde el 100% del historial clínico y el 50% de la telemedicina se gestionan con las TIC.
  • La inversión en tecnologías de la información supone menos de un 1% del gasto sanitario, pues en otros países europeos se ha llegado a una inversión del 3%. Además, es muy pobre en comparación con otros sectores donde se dedica entre un 7% y un 10% de los gastos totales a invertir en las TIC.
  • Existen dos problemas que frenan una verdadera revolución sanitaria en lo que a la aplicación de las TIC se refiere. No están claros cuáles son los servicios adecuados a utilizar y no se está fomentado un cambio de mentalidad en el personal acomodado que trabaja en el sector, pues le cuesta modificar ciertos hábitos de trabajo.

Infografía sobre las TIC y su papel en la sanidad del futuro

Se trata de una Infografía basada en el informe “Las TIC en la sanidad del futuro” realizado por Fundación Telefónica.

Las TIC y su papel en la sanidad del futuro – Andrés Macario en Planimedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *