Los vídeos, protagonistas del marketing y la publicidad actual

El experto en marketing y emprendedor Michael Tasner dice en su libro  Marketing in the moment que actualmente es más frecuente escuchar: “¿Sabes lo que he visto?” que “¿Sabes lo que he leído?”. Y es cierto, porque los contenidos audiovisuales están en todas partes y son de más fácil acceso que nunca, son la estrella del entorno digital y del marketing actual.

La importancia creciente que los contenidos audiovisuales tienen en el mundo digital y de Internet han atraído la atención de empresas e instituciones, que han advertido la capacidad de atracción que tienen entre los usuarios los contenidos en vídeo. A ello se une además la capacidad de la interactividad o de ofrecer contenidos en directo, y de difundirlos casi al instante en todo el planeta gracias a Internet y plataformas como YouTube o Vimeo. Todo un universo de posibilidades para impactar en el consumidor.

vídeos

También es muy común que cuando un anunciante contrata a una agencia para que le diseñe un plan de comunicación o una campaña, le pida que entre las acciones que plantee, incluya un vídeo viral. En este contexto reina youtube, que se ha descubierto para las empresas como un potentísimo canal de comunicación. Ha pasado de ser un simple soporte gratuito para que los usuarios subiesen a Internet sus propios vídeos, a un canal donde cada vez se consumen más horas y que en el caso de los más jóvenes, está sustituyendo a la televisión. Las empresas no han tardado en reaccionar e incluyen ya publicidad, tanto con anuncios de Google AdWords y AdSense, anuncios incrustados en el vídeo o situados en los laterales de la página, y también con contenidos propios.

La compañía de batidoras y licuadoras Blendtec, por ejemplo, ha logrado un gran impacto entre los usuarios a través de una serie de vídeos que colgaron en el canal de la empresa en youtube. Genialidad y humor son dos ingredientes que contiene cada uno de los vídeos, donde se ve cómo el presidente de la compañía, Tom Dickson, tritura todo tipo de objetos en sus batidoras. ¿Uno de los vídeos más vistos? El que muestra cómo la batidora reduce un iPad a unas cuantas cenizas. ¿Quieres verlo? ¡Ahí lo tienes!

Los vídeos, que forman parte de la estratégica campaña “Will It Blend?” (“¿Será triturado?”), han conseguido captar la atención de consumidores de todo el mundo y dar a conocer la potencia de estas batidoras.

Las empresas también utilizan el unboxing, que consiste en un vídeo en el que se  desempaqueta un producto tecnológico mientras que se detallan sus características. Y por supuesto, se sube a Youtube. Lo curioso de esta práctica es que comenzó como una corriente entre consumidores que querían mostrar al mundo su último iPhone o gadget tecnológico. Sin embargo, hoy en día, muchos de los vídeos parten de las propias empresas, aunque sigan transmitiendo una imagen “casera” para intentar darle más autenticidad.

Otra estrategia que se está llevando cada vez más a la práctica por su efectividad entre los consumidores es el Social Video Marketing (SVM), que consiste en estimular la implicación de los target mediante la creación de contenidos y actividad social relacionada con vídeos.

Por otro lado, se está extendiendo cada vez más el streaming, la retransmisión en directo de vídeo y audio a través de Internet, a cualquier lugar del mundo, de eventos como congresos, conferencias, conciertos, espectáculos culturales, ruedas de prensa, presentaciones o acontecimientos deportivos. Esta técnica proporciona muchas ventajas derivadas del directo, como la posibilidad de interactuar con el usuario en tiempo real, lo que garantiza la atención y participación del consumidor. La gran penetración de Smartphones ha impulsado su desarrollo.

El videostreaming permite ver un vídeo o escuchar un audio sin necesidad de descargarse el fichero entero en el ordenador y, por lo tanto, esperar ese tiempo. Mediante el videostreaming, el servidor envía fragmentos del archivo en el mismo momento que lo solicitemos y a una velocidad acorde con el ancho de banda de nuestra conexión a Internet. Y cuando se trata de webinars, normalmente se refieren a talleres o seminarios, una herramienta muy útil para captar a usuarios con píldoras de formación, conseguir leads, fomentar la relación con ellos y finalmente, convertirlos en clientes.

Este escenario ofrece una multitud de posibilidades al marketing y a la publicidad integrada.

No hay que olvidar que a la hora de construir mensajes por medio de estas tecnologías y posibilidades, las empresas deben adaptarlo al perfil de los usuarios online. Un usuario activo y participativo, exigente e informado, que aprecia las imágenes capaces de sorprenderle, la información auténtica y confiable que le aporta credibilidad, alejada de los típicos spots con carácter puramente comercial, que cuando navega recibe más estímulos que por cualquier otro medio de comunicación, por lo que hay que captar su atención desde el principio y lo más fundamental: que le permitan también a él crear contenidos en forma de vídeos, foros, mensajes o comentarios.

 

 

Etiquetado en:,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *