¿Por qué invertir en vídeo marketing?

¿La publicidad está en crisis? Depende del prisma desde el que se mira. Si lo vemos desde el punto de vista de la inversión, indudablemente. Pero si lo vemos desde el punto de vista de la creatividad, está viviendo una explosión derivada tanto por las posibilidades tecnológicas como por el hastío del consumidor general ante la saturación actual. Ante esta complicada situación, las marcas reinventan su comunicación persuasiva, impactan y crean engagement a través de nuevos canales, atraen y fidelizan aportando contenidos más allá de la publicidad y realizan acciones publicitarias “disimuladas”, como la native advertising o el product placement. En medio de todas estas estrategias, ¿dónde está la máxima garantía de éxito? Con el vídeo marketing.

vídeo marketing

En Planimedia pensamos siempre en el consumidor para que las acciones de marketing y publicidad que ponemos en marcha sean realmente efectivas. No somos amigos de una publicidad excesivamente invasiva, ni de aquella que muestra una y otra vez un determinado producto ante el mismo usuario sin tener en cuenta si éste puede estar interesado o no. Dicho esto, consideramos que el vídeo marketing funciona, que aporta muchos y valiosos beneficios. Se trata del formato publicitario más potente y con mayor futuro, siempre que entretenga al usuario y se haga con originalidad no intrusiva.

El vídeo es un formato publicitario muy atractivo, simplemente, porque nos gusta ver vídeos. Pero además, por su capacidad para impactar, para llamar la atención, para incitar la interactividad, para diferenciarse de la competencia, para ganar en credibilidad, para llegar al corazón del consumidor y generar un vínculo emocional, para crear intención de compra, para mejorar el posicionamiento SEO, también por su utilidad, ya que permite explicar o mostrar los beneficios o utilidades de un producto o servicio, por su índice de recuerdo en la mente del consumidor. El vídeo es un formato que nos encanta compartir. Y si es muy atractivo, el potencial de la viralidad en redes y medios sociales asegura que la marca se extienda rápidamente entre los usuarios y posibles consumidores.

 

El vídeo marketing ofrece gran variedad de tipos en cuanto a formato y en cuanto a contenido, que se adaptan según el objetivo que se busca. Hay vídeos puramente promocionales de un producto o servicio, vídeo tutoriales, vídeo noticias que persiguen promocionar un sitio web, vídeos que muestran una historia incompleta y que continúa en otros soportes, vídeos corporativos dirigidos a los propios empleados o destinados a reforzar la imagen externa, vídeos con testimonios de clientes, vídeos con los empleados como protagonistas, etc.

Si pensamos en la publicidad de Toutube, los pre-rolls son de tres tipos: spots que podemos saltar para acceder directamente al vídeo que queremos visualizar, los anuncios in-stream stardard que tenemos que ver completamente antes de visualizar el vídeo, y spots que podemos saltar, pero tras haber pasado los cinco primeros segundos, que reciben el nombre de anuncios True View in-stream. ¿Dónde está el mayor reto? En enganchar cuanto antes. Se están haciendo más esfuerzos que nunca en mostrar el producto en esos primeros segundos, y en crear un spot tan atractivo que capte al consumidor nada más comenzar. No obstante, en este último caso sólo se cobra a los anunciantes cuando el usuario ha visualizado al menos 30 segundos del anuncio.

Además de los formatos publicitarios de vídeo anteriores, instaurados en las plataformas de contenidos online, la publicidad en vídeo incluye también los llamados Smartoverlays, anuncios animados situados por encima del contenido principal, y los Smartrolls, caracterizados por ser anuncios altamente interactivos. Estos vídeos son enormemente sorprendentes y por tanto, virales.

Además, por muy simple o básico que sea el producto o servicio que se vende, siempre se pueden hacer acciones de vídeo marketing exitosas. La marca Tipp-Ex lo logró no sólo una, sino varias veces. ¿Conoces la campaña “El oso y el cazador? Tuvo su primer triunfo hace unos años con un vídeo interactivo protagonizado por un cazador y un oso. Obtuvo una gran repercusión porque el usuario podía decidir el final de la historia, que se visualizaba en ese mismo momento. ¿Os acordáis de aquella colección de libros juveniles interactivos “Elige tu propia aventura”?  Pues igual, pero llevado al entorno digital. Simplemente genial. Éste fue su primer vídeo:

Posteriormente la compañía lanzó un nuevo vídeo con los mismos personajes, donde aparecía un meteorito que iba a impactar contra la Tierra. Para escapar, el oso y el cazador recurren al Tipp-Ex para borrar ese año y viajar en el tiempo a otra época que escoge el usuario. Verles rodeados de dinosaurios en la Prehistoria, en el Imperio Romano, o en Berlín justo cuando estaba cayendo el muro, son algunos de los finales que el vídeo puede tener. ¿Quieres probar tú otro?

Actualmente, la compañía sigue experimentando la interactividad en sus campañas virtuales: El cantante, productor y compositor de música estadounidense Pharrell Williams ha lanzado un libro hace tan sólo unos días, “Inspiration”, sobre su vida personal y la fuente de su inspiración. Pero sus palabras han sido borradas por el popular oso para protegerlo de sus histéricos fans y piden ayuda a los usuarios para reponerlas y reconstruirlo. El libro se publicará cuando todas las palabras estén completas y aquellos capaces de descubrir las palabras del libro aparecerán en los créditos finales cuando se edite. Se trata de un juego interactivo, otro excelente ejemplo del abanico de posibilidades creativas que nos proporciona la publicidad y el marketing online.

Como ves, la única barrera está en nuestra imaginación.

Es interesante también hacer referencia a la tendencia que vemos en el product placement. Ya no sólo es territorio de producciones cinematográficas o de series de televisión, sino que ahora está muy presente en los videoclips musicales como otra alternativa de hacer marketing a través de vídeos. En algunos casos, como con los cantantes David Guetta y Lady GaGa, se lleva al extremo. En el siguiente vídeo musical de la artista llegan a convivir más de 13 marcas en menos de un minuto y medio.

El Foro de Marcas Renombradas Españolas también acaba de elaborar el vídeo “Brands of Spain, a part of your world”, un ejemplo más de vídeo marketing con el que se pretende difundir a nivel nacional e  internacional que las marcas españolas acompañan a las personas en su día a día, en cualquier lugar del mundo.

En definitiva, ¿Por qué invertir en vídeo marketing? Porque es rentable, eficaz y versátil. Es emoción y es móvil. Conlleva posicionamiento y conversión. Proporciona branding, gran notoriedad y recuerdo de marca, fidelización y engagement, unos resultados que toda marca ansía. Es el rey de reyes en cuanto a contenido.

Los hábitos actuales de consumo de vídeos evidencian que es tanto una inversión de presente como de futuro. Se prevé que en 2015 el número de consumidores de vídeo online alcance los 1,5 millones y que el 57% del tráfico de Internet corresponda a contenidos en formato de vídeos online; y que en 2017 sea audiovisual el 69% de todo el contenido de Internet, según Cisco. También hay que tener en cuenta que el consumo de vídeo en dispositivos móviles se ha duplicado desde 2013, que el vídeo marketing se mueve como pez en el agua en estos soportes, y que Smartphone y tabletas acompañan siempre al consumidor. Por todo ello el vídeo debe contemplarse en toda estrategia de marketing.

Y un apunte más: recordemos que San Google compró Youtube en 2006. Por algo será…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *