¿Qué es y en qué consiste el Neuromarketing? | Andrés Macario #infografía

Andrés Macario. Los avances científicos logrados en el ámbito del Neuromarketing han demostrado a lo largo del tiempo, la importancia que tiene la relación entre la neurociencia y el marketing. Pues son capaces de analizar y explicar que el comportamiento del consumidor incorpora una serie de procesos mentales, que van más allá de sus propias y conscientes decisiones.

Según el informe “Neuromarketing: conocer al cliente por sus percepciones” publicado en la revista TEC Empresarial, la disciplina del neuromarketing se encargará de relacionar la percepción, la conducta y la toma de decisiones de los consumidores y usuarios con aspectos importantes del marketing como: el precio, el producto, la distribución, el servicio y el posicionamiento, entre otros. Es decir, tiene como principal interés, conocer e intentar dar respuesta a las verdaderas necesidades del consumidor. Por un lado, la neurociencia analiza los procesos mentales (memoria, atención y emociones) según los estímulos procedentes del entorno para entender la conducta. Y, por otro lado, el marketing se encarga de investigar el impacto y las reacciones que los productos, servicios y publicidad (entre otros) provocan en los consumidores que entran en contacto con estos.

Por lo tanto, la mente humana será el núcleo en torno al cual las empresas y organizaciones (cuyo principal reto es alcanzar el bienestar social y personal) marcarán sus estrategias. Pues, la capacidad de analizar y comprender la forma en la que los clientes perciben dichos estímulos proporciona a las mismas la información necesaria y pertinente para satisfacer las necesidades de los consumidores y para diferenciarse de la competencia.

Vínculos existentes entre el marketing y la Neurociencia

En relación con la continua evolución científica están surgiendo diferentes escenarios del saber y nuevos campos de actuación. Uno de ellos en particular es el que examina y trata de conocer lo mejor posible al consumidor y usuario a través de la interrelación entre diversas disciplinas como la psicología, economía, biología, sociología y el marketing, entre otras.

Así, por ejemplo, para conocer y comprender mejor las conductas del ser humano y cómo estas influyen en los procesos económicos a nivel social se necesitan tener conocimientos de neurología (neurociencia) y de economía. La confluencia de estas dos disciplinas ha dado lugar a la aparición de una novedosa doctrina llamada Neuroeconomía. Que la Neurociencia de explicación a conductas humanas relacionadas con la actividad neuronal y el marketing es la filosofía mediante la cual se intenta satisfacer los deseos y necesidades del ser humano en su faceta de consumidor.

Podemos decir entonces, que el Neuromarketing es el campo que se encarga de estudiar y analizar qué procesos mentales explican, dentro del contexto del marketing, la forma de actuar del consumidor, sus conductas de consumo y la percepción real en la que se basa cuando adopta decisiones. Sin embargo, existe un cierto distanciamiento entre lo teórico y lo real y, por supuesto, una extensa bibliografía donde se recogen un sinfín de opiniones tanto a favor como en contra de este nuevo concepto llamado Neuromarketing.

El sistema nervioso como pilar fundamental del Neuromarketing

Como bien hemos dicho antes, el Neuromarketing cuenta con muchos de los nuevos enfoques científicos que tienen como factor común la neurociencia. Por lo tanto, es muy importante tener una noción de cómo funciona el sistema nervioso central y más en concreto el cerebro humano de manera que podamos entender mejor lo que es importante para el consumidor desde su propia percepción.

  • El sistema nervioso a nivel estructural estaría dividido en dos grandes partes: el Sistema Nervioso Central (SNC) y el Sistema Nervioso Periférico (SNP). En el marketing es de vital importancia conocer el comportamiento de las personas y de qué forma, al convertirse en usuarios, perciben y responden ante los estímulos externos (ofertas) que se les proponen. Estos procesamientos sensoriales se desarrollan en determinadas zonas de los hemisferios cerebrales que forman parte del SNC y que, por lo tanto, conviene conocer un poco más a fondo para poder valorar su importancia en el campo del marketing.
  • Los hemisferios cerebrales se ocupan de múltiples funciones y muy específicas: el izquierdo se ocupa entre otras funciones de la parte lógica, la comunicación y de procesar la información y, el derecho, cubre funciones como las emocionales, motrices y las de percepción sensorial. Se podría simplificar diciendo que el hemisferio derecho capta a nivel global y el izquierdo detalla y administra más en detalle estas percepciones. Todas estas funciones se realizan gracias a las neuronas que componen una gran red dentro del SNC ya que son estas las que reciben los estímulos sensoriales y se encargan de propagarlo mediante impulsos nerviosos hasta la parte del cerebro que corresponda.
  • Cuando nuestro cerebro realiza un aprendizaje o recibe un estímulo nuevo por primera vez (un color, un sonido, una palabra), queda registrado de forma que el estímulo que lo produjo es reconocido fácilmente en posteriores ocasiones. Este hecho es de vital importancia en el campo del consumidor y del análisis de sus comportamientos, puesto que permite obtener información sobre preferencias y conductas de compra en base al posicionamiento de diferentes marcas y productos.

Infografía sobre ¿qué es y en qué consiste el neuromarketing?

Se trata de una Infografía basada en el informe “Neuromarketing: conocer al cliente por sus percepciones” publicado en la revista TEC Empresarial.

¿Qué es y en qué consiste el Neuromarketing? – Infografía – Andrés Macario en Planimedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *