Remarketing, la segunda oportunidad de llegar al consumidor

Gracias a internet y a las oportunidades que ofrece es posible que empresas de pequeño tamaño sean tan competitivas en el mercado como las grandes. Las herramientas y el acceso a los datos han permitido reducir las distancias entre pequeñas empresas y las grandes multinacionales. Ya no es necesario una gran inversión económica en medios de comunicación para llevar a cabo campañas efectivas. Este es el caso del remarketing, técnica que permite mostrar los mensajes promocionales en las diferentes páginas que visitan los usuarios que ya te conocen.

¿Qué es el remarketing?

El remarketing es conocido como la segunda oportunidad de llegar a un consumidor. Es la manera de conseguir que los usuarios que ya han pasado por una web y no han completado el proceso esperado -una compra, el registro, etc.- vuelvan otra vez. Para conseguirlo hay aplicaciones en la web, como Google Adwords, que crean anuncios para estos usuarios que ya han pasado por la web y no han interactuado. Estas aplicaciones se valen de las cookies para recoger la información del usuario, creando listas para reconocerlos.

Un ejemplo de remarketing es que cuando se mira algún producto de Amazon que después se decide no comprar estos productos aparecen en todas las páginas que visitas.

Hay diferentes maneras de hacer remarketing dependiendo de donde se coloquen los anuncios. El estándar es en el que se coloca el anuncio en las diferentes páginas que visite el usuario. Igualmente existen los que aparecen en las búsquedas de Google o el dirigido a las APP del móvil. Dependiendo del negocio y los objetivos convendrá estudiar cuál es el que mejor va a funcionar.

Razones por las que usar remarketing

El remarketing es de las técnicas más rentables, siendo una de las que más ROI (Return On Investment) va a aportar ya que va dirigido a los usuarios que han pasaron por el sitio web y que probablemente ya están interesados. También es un método de recuerdo. Permite mostrarse a un usuario que se interesó en algún momento y, por tanto, más propenso a volver. Además, permite una mayor personalización del mensaje, ya que dependiendo de si el usuario ha entrado a visitar una página de producto o solamente ha estado en la home, por ejemplo, se mandará un mensaje diferente.

Lo más importante es que en esta segunda oportunidad se ofrezca un contenido diferente al que el usuario abandonó sin interactuar. Quizá una oferta más atractiva o puede que un producto complementario. Es de esperar que si un anuncio no llamó la atención en un principio tampoco lo hará después el mismo. La incidencia de los mensajes de estas campañas puede llegar a ser alto, si bien puede limitarse el número de días de aparición para no provocar el rechazo.

Imagen: Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *