Tres timos en el mercado online de segunda mano

En España se venden más de 600 objetos usados por minuto en las distintas plataformas online que operan en nuestro país. Una tendencia que parece ir en aumento y que nos lleva a ocupar la cuarta posición mundial en ventas online de segunda mano.

Los tres timos en el mercado online de segunda mano-Planimedia

Los tres timos en el mercado online de segunda mano-Planimedia

Un mercado en el que se mueven más de 2.300 millones de euros y donde el fraude parece ser un elemento más. Según Tripacto, casi “el 50% de los españoles ha sufrido en alguna ocasión un intento de fraude a la hora de comprar o vender online”.

Este mercado, sin grandes controles y con muchos canales, se convierte en el escenario perfecto para la estafa. Desde hace tiempo, hay quienes solicitan garantías y seguridad para las transacciones realizadas al igual que ocurre en el comercio online de primera mano.

Los principales timos online son:

  • Vendedor desaparecido: Este es uno de los timos habituales entre particulares. Un usuario se registra en una plataforma de compra – venta, pone un anuncio y espera a que alguien pique. Normalmente, solicitan al comprador un depósito por adelantado para gastos de envío que no suele ser muy elevado, y el vendedor desaparece. Al ser una suma pequeña los compradores no suelen reclamar, sin embargo, el timador termina obteniendo grandes cantidades de dinero.
  • Comprador falso: El timo consiste en que el comprador hace la transferencia del importe íntegro a través de métodos de pago. El vendedor, seguidamente recibe la notificación de pago sin embargo el dinero está inmovilizado. El vendedor envía su producto pensando que van a cobrar pero el comprador paraliza la transferencia. En muchas ocasiones, cuando los vendedores se dan cuenta, ya es demasiado tarde, perdiendo objeto y dinero.
  • Tiendas online fraudulentas: Los timadores se valen de plataformas conocidas para poner un producto a un precio muy atractivo que sirve de gancho. El comprador contacta con el vendedor para comprarlo y éste le dice que ya lo ha vendido pero que tiene un producto similar en otro portal. Este portal suele ser falso y el único método de pago válido para pagar es la transferencia bancaria. Cuando el comprador transfiere el dinero, el vendedor y la tienda desaparecen de la red.

La falta de seguridad y confianza en las transacciones es uno de los principales motivos de rechazo hacia las compras online. Las plataformas de comercio electrónico deben tomar medidas para proteger a los consumidores, como implantar los sellos de confianza y contar con opiniones de los usuarios en las páginas. El sector del comercio electrónico se juega su credibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *